Terminator Génesis. No estoy obsoleto, ni mejorado.

Terminator_G_nesis-844929699-large

Por fin pude ver el reboot de la famosa saga de Cameron, Terminator Génesis. Por un lado me divertí, pero por otro lado me cansé de tantas explicaciones de lineas temporales y rollos científicos. Además, el que los explica es nuestro adorable T-800 que hace de abuelito de Sarah Connor, interpretada por Emilia Clarke. Este modelo envejece, así pueden explicar las canas del exgobernador de California Arnold Schwarzenegger. En cambio, su endoesqueleto no envejece, pero la piel que lo recubre, sí. No está obsoleto, como se pasa diciendo durante todo el metraje.

La trama es muy parecida a la película de nuestro querido James Cameron. Reese es enviado por John Connor para proteger a su madre de un T-800, creado por ordenador asombrosamente bien, que imita el aspecto de Arnold en su juventud). Lo que se encuentra difiere de la película original, ya que se encuentra con una Sara que sabe defenderse estupendamente gracias al abuelo “Schwarzi”. En adelante comienzan las explicaciones científicas mareantes y las peleas, más mareantes todavía, del T-800-abuelito con un T-1000 la mar de peligroso, para terminar con otro modelo que prefiero no desvelar.

Todo intentaba recordar al cine de los años 80, en ocasiones lo consigue, pero al final acaba cayendo en lo mismo de siempre, explosiones y escenas de acción excesivas. Hay chistes del abuelito que tienen gracia, pero también los utilizan en exceso, al igual que su risa forzada. Cuando se estrenó, comenté las dudas que me despertaba Emilia Clarke como Sarah Connor. No llega al nivel de Linda Hamilton, pero me sorprendió lo bien que lo hace. Eso sí, nadie se cree la historia de amor con ese Kyle Reese megamusculoso (Jai Courtney) y que le saca cuatro cabezas y media. ¡Si hasta para no parecer tan bajita se pone de puntillas en alguna ocasión! Pero eso ya va en gustos.

Me lo pasé bien, pero solo lo hice cuando me conciencié de lo que estaba viendo, un mero vehículo de acción con un icono de la ciencia ficción como protagonista. El final algo simple, SPOILER, el abuelito cae en una tinaja, cual Obelix, y el líquido que crea los T-1000 lo mejora, así se crea el T-1800, estoy por patentar el nombre si nadie lo ha hecho. Y una duda que me asalta; si Skynet (Génesis) ha sido destruida, ¿por qué siguen ellos en el mismo lugar juntos? Creo que ya no deberían existir en ese momento y lugar. Eso tira por tierra la escena de Marty mientras le desaparece la mano porque sus padres no se besan. Esa película sí que es ciencia ficción, y no Terminator. FIN SPOILER

Lo mejor de la película son dos cosas:

1- J.K. Simmons, aunque aparece en unas pocas escenas, enriquece cada una de ellas.

2- Una frase que le dice el malo de la película (desvelado en el trailer erróneamente, como hacen normalmente. Eso hace que no me apetezca ver trailers) al abuelito: Eres una reliquia de una linea temporal borrada. Me encantó.

En definitiva, un divertimento que costó una tirada de dólares americanos, inventa una nueva saga, pero que no mejora a la “no obsoleta” Terminator de los 80.

Nota: $$1/2

Valoraciones: Mala $ / Regular $$ / Buena $$$ / Muy buena $$$$ / Excelente $$$$$)

Licencia de Creative Commons

Terminator Génesis. No estoy obsoleto, ni mejorado. by Daniel Rodríguez Lorenzo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en www.fromlosttothecine.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s