Turbo Kid. Los ochenta, aunque sean apocalípticos, han vuelto.

Turbo KidPor fin he visto la película ganadora de la Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián. Tenía unas ganas locas por ver Turbo Kid. La película respira años ochenta, respira Gore -pero no del desagradable porque es tan cutre, a propósito, que hasta nos arranca alguna carcajada-, respira aventuras y, sobre todo, respira apocalipsis. En más de una ocasión, hemos dicho que la cinta era una mezcla de Mad Max, Los guerreros del sol y Kick-ass, después de verla, añadiría Los bicivoladores, en ocasiones esperaba ver los rizos adolescentes de Nicole Kidman al viento.

Es cierto que Turbo Kid absorbe infinidad de elementos de otras películas, como Ex-Machina y las mencionadas anteriormente, pero lo hace con estilo y con una gran dosis de humildad. Me imagino, fieles lectores, que ya sabéis el argumento; en un mundo apocalíptico, un chico tiene que luchar con el líder malvado de su territorio para poder sobrevivir. Una historia simple y directa que me hizo pasar un buen rato, reí, disfruté y me entristecí con cada fotograma. Sus creadores, François Simard, Anouk Whissell y su hermano Yoann-Karl Whissell, han realizado un trabajo muy decente con los pocos medios con los que disponían. Además, según comentan, hubo un gran ambiente durante la filmación, ellos mismos hacen cameos y se puede ver que se lo pasan en grande, eso sí, se nota que no son actores, aunque consiguen pasar inadvertidos.

Todo el metraje está repleto de referencias a otras películas, como ya he dicho antes. Unos ejemplos: cuando Kid se enfunda el traje, me recordó a los Power Rangers. Además, está el tema de las bicicletas, el único medio de locomoción en ese mundo y que recuerda a las bicis de cross que todos queríamos cuando éramos pequeños, claro referente a Los bicivoladores. Yo me tuve que conformar con una BH de paseo. También hay un personaje, que secuestra a Apple, que lleva un sombrero igualito al de uno de los secuaces de Lo pan, el malo de Golpe en la pequeña China, creo que es el que invoca las tormentas, Mr. rayitos. Incluso el malo se parece a su homologo en Waterworld, interpretado por Dennis Hopper. En las imágenes lo podéis comprobar.

Y no solo se queda en referencias de películas, también copia peinados de cantantes. El secuaz del malo malísimo de esta película, que lleva una calavera como máscara, lleva el peinado del cantante de Prodigy, ese tipo de peinado que pasas la maquinilla por el centro de la cabeza, de delante hacia atrás, y te dejas dos cuernos como pelo. Y por terminar con los ejemplos; cuando Kid encuentra el traje en una nave espacial, hay un plano que me recuerda mucho a Alien, el octavo pasajero, con el protagonista de espaldas, andando por un corredor con una luz blanca.

Los actores son una de las grandes sorpresas, destaca por encima de todos Laurence Leboeuf, una actriz que no ha tenido mucho éxito en su carrera pero aquí hace un gran trabajo. También realiza una buena interpretación Munro Chambers (cuando leo su nombre creo que es un jugador de baloncesto, no sé por qué). Por último, hay que destacar al gran Michael Ironside, la película gana enteros con su presencia, aunque esta sea menor de la que me gustaría. Los tres actores son el pilar de la historia, sus interpretaciones hacen que nos sumerjamos en ella y nos creamos todo, hasta que se corten partes del cuerpo durante una pelea y vayan a parar a modo de sombrero de uno de los malos.

En conclusión, si podéis ver esta rareza en un mundo de superhéroes, naves espaciales y comedias románticas, no lo dudéis, lo pasaréis muy bien y saldréis del cine satisfechos. Termino con un diálogo de la película. Un personaje intenta picar a Kid para que haga algo diciéndole, ¿Qué pasa, chico? ¿Tienes miedo?, a lo que Kid responde, todo chulo y como si el otro fuera tonto por preguntar algo obvio, .  Pues estoy con él, no pasa nada por tener miedo, tenerlo es lo que te hace saber que estás vivo. Hasta mañana, tendréis las noticias más frescas y destacadas de la semana.

Licencia de Creative Commons  Turbo Kid, Los ochenta, aunque sean apocalípticos, han vuelto. by Daniel Rodríguez Lorenzo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License. Creado a partir de la obra en www.fromlosttothecine.com.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s