Requisitos para ser una persona normal… y como David el Gnomo.

Requisitos_para_ser_una_persona_normal-919039624-largeTenía mis reticencias con esta película, realizada por una actriz reconvertida a directora de cine, que además escribe el guión y protagoniza. Pensé que era acaparar mucho. Pero una vez vista, tengo que reconocer que las apariencias engañan. Incluso sorprende en ocasiones lo cerca que está del cine independiente americano y lo alejada que se encuentra del típico film cómico español. Leticia Dolera realiza un gran trabajo, pero no todo puede ser bueno, y menos en un debut (después de hacer varios cortos, ha dado el paso al largometraje); la historia a veces peca de ingenua y los acontecimientos se ven venir, no obstante disfrutas mientras la ves.

María de las montañas, una treinteañera en paro, tiene que volver a casa de su madre e intentar ser una persona normal. En el proceso conocerá a un vendedor de Ikea muy especial. Este es el argumento con el que arranca una comedia que bebe mucho del cine americano pero lo hace de forma fresca y sin complejos. Hay un buen puñado de escenas graciosas, otras que no lo son tanto -no me hace gracia la broma escatológica de la manta, además, la repiten demasiado-. En ocasiones se parece a Woody Allen, salvando las distancias, sobretodo cuando los actores rompen la cuarta pared -eso que hizo Verónica Lake por accidente en la película de 1941, Los viajes de Sullivan. Miró a la cámara de forma ingenua pensando que ya había terminado la escena. Esa mirada, entre sensual e insegura, fue utilizada por el director haciendo partícipe de la escena al espectador. Aunque, en realidad, esto ya lo hacían el dúo  Laurel y Hardy-. Un elemento a destacar, además de su montaje dinámico, es el color. Todo es muy colorido, en ocasiones parece que los escenarios están diseñados por Ágatha Ruiz de la Prada.

El socio actoral en esta aventura es Manuel Burque; actor novel, cómico y guionista que engordó 15 kilos para la película. Lo hace muy bien y es otra de las grandes sorpresas de la cinta. Leticia Dolera no dudó a la hora de ofrecer el papel a este pelirrojo hypster gallego que se ha hecho un hueco en la comedia española. En la película pasa de amigo de Leticia a pagafantas en menos de lo que se tarda en encender un horno holandés. Para entender eso del horno tienes que ver la película. Completan el reaparto, Silvia Munt, Carmen Machi, Jordi Llodrá, Miki Esparbé y David Verdaguer.

No es un peliculón, pero es disfrutable y un gran comienzo para Leticia Dolera, espero que siga por este nuevo camino, pero que no desaparezca de la pantalla, esos ojos tienen que estar expuestos permanentemente para deleite de nuestras retinas. Gracias a la película he aprendido a identificar cuándo te gusta una persona: sucede en el momento en el que te sientes como David el gnomo, siete veces más fuerte… 

Nota: $$$

Valoraciones: Mala $ / Regular $$ / Buena $$$ / Muy buena $$$$ / Excelente $$$$$)

Licencia de Creative Commons  Requisitos para ser una persona normal… y como David el gonomo. by Daniel Rodríguez Lorenzo is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en www.fromlosttothecine.com.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s